lunes, 18 de enero de 2016

Pedro Sevilla


El eterno retorno

Lo que no me contaron cuando niño,
en las largas veladas del verano
con estrellas brillando en el paisaje azul del patio,
es que aquel desastrado
que llamaba al aldabón de casa
implorando un poquito de sol y unas migajas
de lumbre y compasión,

tendría con el tiempo el mismo gesto,
la luz misma en los ojos,
que el viejo que ahora escribe sus ganas de volver
a la casa de entonces.

Hoy he sabido en sueños el secreto:
aquel viejo y el niño soy yo mismo.

Y los dos son el viejo que esto escribe.


Pedro Sevilla (Arcos de la Frontera, Cádiz, 1959)
Serán ceniza
Libros Canto y Cuento, Jerez, Cádiz, 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario